jueves, 21 de marzo de 2019

Todas las muertes en la vía son tristes.


Solo podemos vivenciar la profunda tristeza cuando es alguien cercano, un amigo, una familiar, nuestra pareja, los parceros, las amigas compedales.

Ellos se van por cualquier causa y para nuestro entendimiento solo hay preguntas y más preguntas, vacío.

Quizás tomando fuerza en nuestras almas y templando la voluntad entendamos que somos tan frágiles y por ese solo motivo, por fin reaccionemos frente a nuestra conducta en las vías, revaloremos la noción del tiempo, el valor de la vida de la otra persona, y así y solo así, dejemos de una vez por todas de sentirnos mejores personas por el status que nos da un medio de movilidad.

La prisa, la intolerancia, el irrespeto, la falta de consideración y la irracionalidad de la velocidad, quizás son los principales detonantes de las muertes en la vía.

#EntreTodosyTodasNosCuidamos
#PazEnLaVía
#LlevoLaVidaEnLaVía 

Dedicado a Juan David.


No hay comentarios:

Publicar un comentario