jueves, 10 de octubre de 2019

Carta a un amigo


Medellín, agosto 28 de 2019

Hola Yil, cómo vas... compa, qué falta que nos haces...
Ve, en donde estás montan? hay gente como nosotros?
Te cuento que todo va... pues viejo, no se si decirte bien o normal, como siempre, nos caracterizamos por esta pasividad y tranquilidad, hasta humor para tomar la vida un poco más relajada, con nuestras penurias y desastres nacionales.
También que la muerte ha visitado nuestros más cercanos, muere la gente porque la atropellan, porque la matan o se matan por una mala decisión, pero a veces, hasta por una decisión valiente y tomada a consciencia, pues ha habido suicidios de gente que decide irse, y no ver más esta situación tan caótica que vivimos.
Nosotros por acá bien, dándole sin parar, las semanas se vuelven cortas con tanta actividad, la bici está de moda, y sino, la ponemos de moda nosotros, montando sin cesar. Vos sabes que las rodadas quitan mucho tiempo, prepararlas, promocionarlas y luego hacerlas, cada semana es un camello similar, pero eso es lo que nos hace fuertes, hacer y hacer y aprender, compartir y aceptar los errores para aprender de ellos.
Nos has hecho tanta falta...  este blog que sacaste adelante, el chat de W.A. no es lo mismo. Extrañamos tus saludos matutinos reportando desde los diferentes puntos geográficos que la gente te copiaba y hacía que nos enteráramos de las luchas de gente como uno, resistentes a un sistema que no piensa en la persona sino en las cosas.... ah que falta tan hp tus impetus y tenerte que parar con esa velocidad de tractor que más que un Deere, parecía un Porshe....
Parce, te cuento que la cosa en comunicaciones y en general entró en una inercia tremenda, vos empujabas y muchos se quejaban, pero nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde y pues ahora nos damos cuenta de lo mucho que hacías y aportabas al trabajo que hacemos.
Yo personalmente estoy derrotado, no creo ni en puta mierda, decepcionado de esta parodia, de este juego político y económico en que nos tienen. Extraño tus comentarios, tu presteza en ayudar, en aprender y sobre todo en hacer...
En el FNB Cali, se hizo lo que estábamos comprometidos, la vuelta fue que los espacios no fueron los más acogedores y fue tanta la agenda, que nos tocó a muchos dar conferencias para los otros expositores. Cali es Cali y pues se vivió y vos sabes que allá están muy bien alineados con esta administración y pues ahora que viven los gloriosos, porque las duras fueron muchos años, ahora las maduras, que les aproveche y que las otras ciudades aprendan que es desde la resistencia y con un poquito de voluntad política que se consiguen las cosas en nuestro país, sino hay voluntad, pailas.
De tu ciudad de residencia, no volví a saber mucho. Solo que ese señor aprovecha y descaradamente se apropia de ideas ciudadanas.... dice que es el descubridor y no da pie con bola.
Esperemos que estos días aciagos que vivimos pasen y que se pueda cumplir tantos objetivos que nos fijamos, con el concurso de todos, aunque muchos tiran la toalla tan fácil como se ponen los zapatos.
Te reitero mi admiración, pero también mi sorpresa, desconcierto, rabia y pesar por tu partida, no alcanzamos a despedirnos y te extrañamos mucho y si, te queremos Yilman te queremos.
Mauro Mesa

#EntreTodasyTodosNosCuidamos
#NiUnCiclistaMuerto
#NoMasCiclistasMuertos
#TeQueremosYilmanTeQueremos
#NosQueremosVivxs #NosQueremosRodando #BogotaNOESlaCapitalMundialdelaBici
#PactoXLaVida #Ley1811 #PactoxLaSeguridadVial

En memoria a:
Yilman Adrey Arroyave Acevedo
1 enero 1976 - 16 junio 2019

Por qué cantamos.

Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil
usted preguntará por qué cantamos si nuestros bravos quedan sin abrazo
la patria se nos muere de tristeza y el corazón del hombre se hace añicos antes aún que explote la vergüenza
usted preguntará por qué cantamos
si estamos lejos como un horizonte
si allá quedaron árboles y cielo
si cada noche es siempre alguna ausencia y cada despertar un desencuentro
usted preguntará por que cantamos
cantamos por qué el río está sonando y cuando suena el río / suena el río cantamos porque el cruel no tiene nombre y en cambio tiene nombre su destino cantamos por el niño y porque todo y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos
cantamos porque el grito no es bastante y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente y porque venceremos la derrota
cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta
cantamos porque llueve sobre el surco y somos militantes de la vida y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.
Mario Benedetti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario